Análisis y Ensayos

El doloroso ajuste de Nicolás Maduro

Humberto García Larralde * humgarl@gmail.com La salida de Giordani del gobierno avivó esperanzas de cambio en la conducción de la política económica. La nefasta mezcla de inflación, desabastecimiento y caída del salario real clama por una revisión. Y cuando el superministro Rafael Ramírez anuncia que se irá a la unificación cambiaria antes de que culmine el año, algunos suponen que ello se acompañará de las medidas necesarias para hacerlo viable. Pero creo que se está leyendo interesadamente el significado de la defenestración del “monje”. Se razona como si, tirada la manzana podrida del dogmatismo y del atraso, este gobierno fuese ahora otro, conformado por gente dispuesta a reconocer sus errores y enderezar entuertos. Empecemos por la anhelada unificación cambiaria. Sin el saneamiento de las cuentas públicas y la reducción de la excesiva liquidez, no hay manera de contener la inflación y estabilizar el precio del dólar. Y con tasas de interés controladas y expectativas adversas a la inversión, ¿qué incentivos existirán para conservar los ahorros en bolívares? A menos que se levante el punitivo sistema de controles no habrá confianza para el desarrollo de la actividad productiva y la estabilización de un cambio único será precaria. Además, si no se rescata PdVSA persistirá el despilfarro de divisas y, con ello, el desabastecimiento. Para confundir aun más las cosas, el plenipotenciario Ramírez afirma que el mercado cambiario seguiría controlado (¡!). ¿Cómo eliminar el mercado paralelo y la especulación cambiaria si no se libera completamente la compra-venta de divisas? Con relación al saneamiento de las cuentas del Estado, ¿se atreverá Nicolás Maduro a ajustar el precio de la gasolina y de...

“Día de cólera”, noche para todos

Jean Birnbaum Traducción de Carlos Armando Figueredo La cólera fue la primera palabra de Europa. Desde la cólera de Aquiles, hasta el primer verso de la Ilíada, hasta la “justa ira” del pueblo moderno, pasando por la furia del Dios bíblico, ese sentimiento electrifica a toda la tradición occidental. La nube de movimientos que lanzaron el “Día de cólera”, el domingo 26 de enero, se escribe, pues, en un largo linaje. El éxito de la iniciativa se halla en un índice: 17.000 personas, bajo una lluvia glacial, con la cólera como sola palabra del orden del día, no es nada. Falta decir que la cólera no hace una política. La cólera, es la indignación con un signo de menos, es la revuelta menos la esperanza. Esas manifestaciones heteróclitas lo ilustran: sin otro horizonte que no sea la negación de todo: el aborto, el desempleo, el matrimonio homosexual, los medios, los impuestos, los masones, los judíos. Satanás.., la exasperación desemboca en una sublevación de disgusto. NO ABRE NINGÚN FUTURO DE LIBERTAD Sobre ese punto, Georges Bernanos trazó líneas decisivas. Escritor realista y católico intransigente, no por ello dejaba de reconocer el alcance de 1789: si la Revolución francesa tiene un valor universal, decía él, es porque “no fue una explosión de cólera, sino la de una esperanza acumulada”. Algo distinto es la cólera negra que se expresa hoy. Hija de la desesperación, no abre ningún futuro de libertad y ni siquiera pretende resucitar los buenos tiempos. Ni revolucionaria ni reaccionaria, tiene que ver con esa dinámica que el filósofo alemán Sloterdijk analizó en Cólera y Tiempo (Libera Maren Sell, 2007)....

15 años de Revolución Bolivariana en cifras

AnabellaAbadi M. El 6 de diciembre pasado se cumplieron 15 años desde que Hugo Chávez fuera electo Presidente de Venezuela por primera vez. Este largo trayecto ha incluido la aprobación de una nueva Constitución en 1999, 4 referendos, 4 leyes habilitantes que resultaron en la firma de más de 200 Leyes, y una quinta Ley Habilitante que está vigente bajo el mandato de Nicolás Maduro. Todo ha estado guiado por tres grandes planes de desarrollo. Los tres grandes planes. El primero de estos planes fue las Líneas Generales del Plan de Desarrollo 2001-2007, fundamentado en cinco equilibrios: Equilibrio Económico (“desarrollar la economía productiva mediante la diversificación”); Equilibrio Social (“alcanzar la equidad social, mediante la incorporación progresiva (inclusión)”); Equilibrio Político (“construir la democracia bolivariana mediante la participación protagónica y corresponsable”); Equilibrio Territorial (“ocupar y consolidar el territorio mediante la descentralización desconcentrada”); y Equilibrio Internacional (“fortalecer la soberanía nacional y promover un mundo multipolar, mediante la pluralización multipolar”. Luego vino el Primer Plan Socialista de la Nación 2007-2013. Tras la segunda reelección, se presentó al país como un instrumento para orientar al país “hacia la construcción del Socialismo del Siglo XXI”. Sus 7 directrices claves fueron: Nueva Ética Socialista (refundar la Nación a partir de los valores y principios humanistas y del pensamiento de Simón Bolívar); La Suprema Felicidad Social (una estructura social incluyente, basada en un nuevo modelo social, productivo, humanista y endógeno); Democracia Protagónica y Revolucionaria (consolidación de la organización social y la fuerza colectiva); Modelo Productivo Socialista (eliminación de la división social y la estructura jerárquica del trabajo, priorizando las necesidades humanas por encima de la reproducción del capital); Nueva Geopolítica Nacional (desarrollo territorial desconcentrado); Venezuela como...

De esos polvos son estos lodos: La oferta económica de Hugo Chávez

Humberto García Larralde La difícil situación económica por la que hoy atraviesan los venezolanos obliga a recapitular lo ofrecido por el finado presidente Chávez en materia económica, como base de su proyecto político. De esos polvos vienen estos lodos. Sin desmerecer el impacto de su discurso ideológico, lo que el caudillo supo vender a sus compatriotas fue la idea sencilla de que merecían participar en el usufructo de la riqueza social por encima de cualquier consideración basada en méritos, talentos o esfuerzos productivos. La imagen de una Venezuela pletórica en petróleo, minería, potencialidades turísticas y tierras fértiles, pregonada durante décadas por los gobiernos democráticos, así como por Pérez Jiménez, abonaba convincentemente a favor de esta reivindicación. Era tremendamente injusto que en un país tan rico la mitad de su población viviese en condiciones de pobreza. El solo hecho de ser venezolano, más si encarnaba la mezcla racial que tipifica al pueblo en el imaginario de la “revolución”, debería dar derecho a disfrutar de los frutos que nos había legado la generosa naturaleza. Esta tesis se cerraba con broche de oro argumentando que con ello se cumpliría con la vida digna que quiso Bolívar para los venezolanos, traicionada por una oligarquía que se había apropiado de estas riquezas excluyendo al pueblo. Lo verdaderamente patriótico, en tanto daba vida a los designios justicieros de El Libertador, era unirse al proyecto político de Chávez. Quienes se oponían debían considerarse “apátridas”. El proyecto de Chávez Esta prédica encontró terreno fértil en la crisis que experimentó la estrategia de “sembrar el petróleo” luego de los años ’70. La insurgencia de Chávez en el escenario...

Libro: Lenin y el Totalitarismo

Reseña Autor: Mauricio Rojas La gran paradoja de la Revolución Rusa y de todas aquellas que han buscado la transformación absoluta del hombre y la sociedad es que los redentores terminaron siempre transformados en verdugos, pero no porque traicionasen su sueño redentor sino porque la grandeza de sus metas utópicas les impulsó a un accionar político donde todos los medios estaban justificados....

DerecHumanos-Biblia: La triste realidad de la historia humana que debemos cambiar

Por Luis Ugalde s.j. Palabras pronunciadas por Luis Ugalde s.j. con motivo de habersele otorgado el Premio Derechos Humanos 2012 de la Fraternidad Hebrea  B’Nai B’Rith de Venezuela. Agradecimiento Este reconocimiento tiene para mí un significado muy especial por venir de una comunidad y un pueblo profundamente marcados por la negación de su identidad específica, un pueblo al que en muchos países se le decía, “te tolero si dejas de ser tú”.  Un pueblo que nos enseña desde sus persecuciones y su dolor y nos interpela desde su identidad. Permítanme compartir con ustedes unas reflexiones personales muy sencillas  de lo que he ido aprendiendo sobre los derechos humanos  en esa fuente inagotable de inspiración y de sabiduría  la Biblia, que  hemos heredado  y que nutre mi espiritualidad como sacerdote católico. Entre Caín y Yahvé En el conocido capítulo 4 del Génesis Caín afirma que él no es guardián de su hermano, por cuya muerte Yahvé le  pide  cuentas (Génesis 4,8-15). Luego Caín reconoce su maldad asesina de su hermano y afirma que en adelante “cualquiera que me encuentre me matará”. Sus  conclusiones van en la línea que muchos siglos después Hobbes dirá sobre la condición humana en sociedad, “Homo homini lupus”, el hombre para el hombre es un lobo: yo mate  y ellos me matarán. Yahvé afirma todo lo contrario en ambos puntos. Tú eres el guardián de tu hermano y por eso te pregunto en tu conciencia dónde y cómo está él. Pregunta que, en primer lugar, no es un deber impuesto desde fuera, sino un hecho que brota desde tu propia existencia e identidad porque sólo eres...

Una sombra de la sombra. La tentación totalitaria en los mitos de origen

“Lo que no se hace conciente aparece en nuestras vidas como destino.” C. G. Jung Por Fernando Yurman En recientes foros sobre películas de guerra, en algunos artículos de prensa sobre crisis sociales, advertimos críticas a las tendencias totalitarias fundadas en observaciones teóricas de Carl Gustav Jung. Esas apelaciones democráticas no dejan de sorprender al que conoce, incluso someramente, la relación que Jung había tenido con el nazismo. “Aquella historia” quizás no permita condenarlo sin atenuantes pero tampoco recomienda su lente teórico para ilustrar tendencias sociales “malsanas”. El psiquiatra que proclamó con entusiasmo en 1932 que Italia había encontrado su “líder fuerte” en Mussolini, y luego en 1934 agregó con alegría que también Alemania había encontrado su führer, y en esa ola logró su hogar teórico en Berlín para sus arquetipos arios y sus devaneos teosóficos sobre la spengleriana decadencia de Occidente, no resulta un cabal ejemplo democrático. Estos equívocos no deberían desmerecer la obra clínica, sino gestar una saludable reserva crítica en sus aplicaciones sociales. La clínica de Jung, con su provisión de promesas abismales, es tan respetable como las otras; algunas, como la de Melanie Klein o Bíon, tienen imaginerías desaforadas, con “efectos especiales” que harían modesta la vasta escenografía del inconsciente junguiano. Tampoco su capacidad curativa está en controversia, la eficacia terapéutica no pocas veces deriva más de la creencia compartida que de alguna “verdad teórica”, y es innegable, junto a estudios serios, una vasta expansión de la seudomitología oscurantista que hoy incluye reencarnaciones y sortilegios hindúes, astrología y religión. En cambio no es prudente la aplicación de Jung en análisis sociales: todavía sufre el lastre...

Arendt y la raíz del mal

Lecturas del mal Cuatro autores convocados por la revista mexicana Nexos abordan el tema de la violencia, “ una violencia que rompe cada día los límites de lo admisible, lo tolerable, lo imaginable”. http://www.nexos.com.mx/ . La bancarrota moral de María Pía Lara http://www.nexos.com.mx/?P=leerarticulo&Article=2102552 . Los males del Mal de Carlos Pereda http://www.nexos.com.mx/?P=leerarticulo&Article=2102553 . ¿El mal? No: La injusticia de Claudio López-Guerra http://www.nexos.com.mx/?P=leerarticulo&Article=2102554 . Una huida metafísica de Carlos Bravo Regidor http://www.nexos.com.mx/?P=leerarticulo&Article=2102555 Arendt y la raíz del mal ” Enviada por el New Yorker, Arendt fue a Jerusalén para atestiguar el juicio a Adolf Eichmann, funcionario del régimen nazi a cargo de campos de exterminio. Al ver al demonio detrás del cristal blindado, vio, más bien, a un pobre diablo. Un hombre mediocre, ridículo. No era un tipo que se regocijara en el dolor ajeno, un militante convencido del deber histórico de limpiar el planeta, sino un burócrata empeñado en seguir instrucciones: un obediente. Pero no nos confundamos: Arendt no trivializa el crimen histórico. Tampoco —hasta donde alcanzo a entender— contradice su obra con el reportaje. En Los orígenes sostiene que uno de los elementos más salientes del totalitarismo es que convierte a las personas en engranajes de una maquinaria administrativa. El hombre deja de ser un agente moral para convertirse en una tuerca. De ahí que la responsabilidad moral desaparezca. Lo más monstruoso del Holocausto es, precisamente, que quienes estuvieron encargados del exterminio eran tipos ordinarios. Eichmann no era un demonio. Era algo peor: un hombre que había dejado de pensar por sí mismo. Eso es lo que provoca el totalitarismo, desde el bosquejo platónico o el clausulado hobbesiano:...

Libertad de expresión y libertad de pensamiento y de conciencia

Dr. Jesús María Casal
Orador de orden en el acto de grado del postgrado en
Libertad de Expresión y Derecho a la Información.
UCAB Enero 2011

Son muchos los temas que pudieran ser abordados en el marco de este acto de grado de los hasta ahora cursantes del Programa de Estudios Avanzados en, y con motivo del merecido reconocimiento que recibirá Laureano Márquez, así como los diarios El Nacional y El Universal.
Voy a centrarme en un aspecto que considero fundamental en los tiempos que vivimos como es la vinculación entre la libertad de expresión y la libertad de pensamiento y de conciencia.

El artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos establece que:
“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.