Análisis y Ensayos

Pablo

Gabriel Antillano   Me enteré de la muerte de mi tío Pablo cinco minutos antes de que empezara la proyección de Apocalypse Now. La función se había presentado ante mí como una oportunidad de distracción luego de una difícil y dolorosa conversación el día anterior con la chica que me gusta. Leí en la pantalla de mi celular el mensaje de mi madre y subí la mirada. Allí estaban, las palmeras ardiendo en llamas mientras comenzaba a sonar The End, una de mis canciones favoritas de The Doors. Pensé en salirme del cine. No lo hice. No sabía a dónde ir, pero quería ir a alguna parte. Preferí quedarme allí, sentado en las butacas del Trasnocho, y ver, con la visión nublada a ratos, las más de tres horas de metraje de una de mis películas favoritas. This is the end / Beautiful friend. Las imágenes aparecían en pantalla y trataba de concentrarme en ellas para no ver las que de forma involuntaria venían a mi mente: numerosas fiestas navideñas, una aventura disfrazado de Chaplin a los ocho años, dos cumpleaños, regalos, libros prestados, largas conversaciones sobre Luis Buñuel, discusiones sobre Zygmunt Bauman y Rafael López Pedraza, una caótica fiesta de año nuevo y un difícil encuentro frente a los horrores y el deterioro de la enfermedad. Veía al Capitán Willard, interpretado por Martin Sheen, volverse loco dentro de su habitación esperando una nueva misión. Desconocía que horas después la escena se repetiría en mi cuarto, sin poder dormir, entre el dolor y la nostalgia. Allí estuve durante tres horas sumergido en el descenso de Willard a los infiernos...

Ley de Amnistía y Garantías Constitucionales para los militares y civiles que colaboren o hayan colaborado con la restitución del orden constitucional

Exposición de Motivos La Amnistía es una gracia o beneficio de carácter excepcional, atribuida de manera expresa al Poder Legislativo en el numeral 5º del artículo 187 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que consiste en excluir un hecho delictivo o una infracción de lo jurídicamente relevante, impidiendo al Poder Judicial, Administrativo y al Poder Público en general, intervenir y aplicar el derecho que los sanciona, extinguiendo todos los efectos de las investigaciones, procesos, procedimientos, penas y sanciones o cualquier otro efecto jurídico que se haya materializado como consecuencia o en relación a situaciones determinadas de especial trascendencia, con la finalidad de restablecer la paz social y democrática y la concordia nacional. La Amnistía se refiere a hechos que han sido considerados como infracciones al ordenamiento jurídico en general, y no a las personas individualizadas, de manera que si el hecho o suceso que le da origen queda despenalizado y, por tanto, borrado o extinguido como infracción, delito o falta, la Amnistía opera para todas las personas que pudieran haber sido sujetas a denuncias, acusaciones o que de oficio hayan sido investigadas, imputadas, acusados sujetas a procedimientos o a procesos de cualquier tenor, o sancionadas, a consecuencia los mismos. El contexto político en el que se dicta esta Ley, viene caracterizado por los hechos ocurridos en Venezuela a partir del 10 de enero de 2019, cuando se profundizó la ruptura del orden constitucional, ya que el régimen de Nicolás Maduro ha incurro en graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos, tal y como ha declarado, entre otros organismos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En...

Hannah Arendt y Gershom Scholem: la librepensadora y el viejo sionista

La correspondencia entre estos dos grandes intelectuales del siglo XX recoge sus sonadas polémicas en torno al movimiento judío, pero también su empeño en salvar el legado de Benjamin   En estos tiempos actuales, ahítos de pasiones políticas desbordadas, constituyen una cura eficaz contra la inercia del pensamiento los escritos de Hannah Arendt (1906-1975), judeoalemana, exiliada a causa del nazismo y ciudadana norte­americana. Sus obras están presentes en castellano, bien traducidas y con abundantes reediciones. La editorial Página Indómita, por ejemplo, publicó recientemente algunos de sus artículos; en 2017 vieron la luz la sintética biografía intelectual de Arendt firmada por José Lasaga (Eila), y otra visión general de sus ideas de Agustín Serrano (RBA). Ahora, Trotta publica las cartas cruzadas entre Arendt y el célebre estudioso de la cábala y la mística judía Gershom Scholem (1897-1982). Ambos corresponsales se profesaban mutuo afecto y admiración, lo cual no impidió que tuvieran sus desencuentros intelectuales, al tener visiones diferentes en asuntos tan cruciales como el sionismo o la interpretación del antisemitismo. La edición original de esta correspondencia es reciente. En 2010 apareció completa por primera vez en alemán en la magnífica edición de Marie Luise Knott; en ésta se basa la excelente traducción castellana. Una parte mínima de estas cartas se conoce en español: las misivas en las que Scholem polemizó con Arendt a raíz del escándalo mundial causado por la publicación en 1963 en Estados Unidos de su libro Eichmann en Jerusalén. Un informe sobre la banalidad del mal (Lumen). El resto, en las que se trata mucho de Walter Benjamin y de los desvelos por publicar sus escritos, así...

Migración y política exterior en Sudamérica después de la Guerra Fría: visiones distintas de región y migrantes

POR SYBIL RHODES Y GAIA MARCHIORI / Documentos CADAL La migración internacional es el movimiento de las personas a través de las fronteras. No es una actividad propia del Estado: más bien es una importante modalidad de integración transnacional llevada a cabo por actores sociales y económicos. La política migratoria internacional es algo que los actores estatales ponen en práctica, tanto unilateralmente como multilateralmente. La política migratoria afecta el flujo migratorio, aunque las relaciones causales puedan también tomar otras direcciones. Si bien la política migratoria suele ser objeto de las dinámicas y las decisiones de la política doméstica, está inextricablemente relacionada con la política exterior. Ver documento...

Erradicar la desigualdad social mundial objetivo pendiente de la macroeconomía

Francisco Galindo: Ingeniero Electrónico, Maestría en Gerencia Empresarial, PhD. En Gerencia. Existen dos razones por las cuales no se ha podido solventar la desigualdad social en el mundo; primero, la inmoralidad del hombre en su afán de riqueza y poder, algunas veces signada por la corrupción y segundo, la conceptualización de modelos macroeconómicos pensados desde un paradigma reduccionista y lineal de la realidad, en vez de adoptar una perspectiva compleja y de geometría fractal. Ver ensayo...

HACIA UNA GERENCIA PÚBLICA EFICIENTE CON LIDERAZGO HOLÍSTICO

Francisco Galindo: Ingeniero Electrónico, PhD. En Gerencia A pesar de que existan proyectos tecnológicos de primer nivel, excelentes diseños de políticas públicas, buenas estrategias y planes de la nación; inclusive disponiendo de suficientes recursos financieros y logísticos, si no se aplica una acción gerencial pública eficaz, eficiente y sobre todo con efectividad, todo será tiempo perdido. Venezuela pide a gritos un desarrollo humano de muy alto nivel, pero con un estilo distinto de gerencia pública. ESTADO, GERENCIA PÚBLICA Y LIDERAZGO HOLÍSTICO (SU RESPONSABILIDAD) El Estado a través de la gerencia pública en Venezuela tiene la responsabilidad de garantizar niveles de desarrollo humano competitivos mundialmente, las evidencias indicadas por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD reflejan que el país se aleja del ideal de este tipo de desarrollo. La realidad de las prácticas gerenciales en el contexto de la gerencia pública muestra el desempeño de un Estado poco eficiente en su acción pública para atender las necesidades en desarrollo humano, lo cual constata el agotamiento de la gerencia pública venezolana en esta materia. El Estado tiene como función primigenia ofrecer igualdad de oportunidades a sus ciudadanos dándole la posibilidad de vivir más y mejor, apalancándose en sus fortalezas para gerenciar eficiente e inteligentemente sus recursos financieros, materiales, humanos y logísticos; esto con el objetivo de lograr en la población niveles muy altos de desarrollo humano, sin exclusión política, económica, cultural ni social en general. Aristóteles conceptualizó el Estado como una asociación y toda asociación está formada alrededor del bien, la asociación la representa el pueblo, donde muchos pueblos forman un Estado, el origen del mismo es...

Tomás Páez: “En Venezuela no existe fuga de cerebros”

Redazione Madrid luglio 17, 2018luglio 17, 2018 Mauro Bafile MADRID – El café de la librería “La Central”, en una de las calles adyacentes a la concurrida Plaza El Callao, ha sido escogido por el filósofo y sociólogo Tomás Páez como lugar para nuestro encuentro. Es un sitio agradable; el ambiente, acogedor. Afuera, el bullicio del vaivén agitado de los días madrileños; adentro, la paz y el sosiego que transmiten los libros. Algunas mesitas están ocupadas por jóvenes enfrascados en sus lecturas; otras, por parejas de turistas. Apenas se oye el susurrar de las conversaciones, el chocar de los platos contra las tacitas de café.  Tomás Páez es el autor de “La Voz de la Diáspora”, una investigación inquietante que pone al desnudo la realidad de la emigración venezolana. El fenómeno, hasta hace algunos años extraño a nuestro País, se ha vuelto hoy una de sus características. Preocupa a las naciones con las que compartimos fronteras. Pero, no solo a esas. También a las de nuestro hemisferio y a las del Viejo Continente. Las primeras porque deben acoger a los centenares de venezolanos que a diario cruzan los pasos fronterizos; las otras porque temen que pueda crear desequilibrios económicos, laborales y sociales en un continente que todavía tiene muchos problemas que superar. A Europa porque ya tiene bastantes dolores de cabeza con las migraciones irregulares provenientes de los países africanos.  – Nuestra tesis, punto de partida de la investigación – nos aclara inmediatamente Páez -, es que en Venezuela no existe “fuga de cerebros”. El proceso que vive el país hay que entenderlo desde las nuevas perspectivas migratorias. Bien...

Más allá de darle pan al cuerpo

“Cuando se capacita a la gente, hay un plus ahí muy importante que es en el que realmente se apalanca la superación de la pobreza, porque a la persona se le abre la mente y toma consciencia del poder que tiene y comienza a generar más mecanismos de resiliencia” Roberto Patiño* Era el 2016 y en la parroquia San Alberto Hurtado, en la parte alta de La Vega, empezó a evidenciarse de manera dramática la crisis de alimentación que hoy padecemos en Venezuela. Docentes de varios colegios de la zona atendían casos de alumnos que se desmayaban en las aulas por el hambre. Frente a esa realidad, el párroco de ese sector, el padre Alfredo Infante, apeló a la solidaridad de vecinos y afectados para ofrecer alimentación a los niños. Fue entonces cuando tuve la fortuna de conocerlo y sumamos esfuerzos para concretar el primero de los comedores de Alimenta la Solidaridad. “La idea inicial”, recuerda el padre, “era atender 60 niños en ese comedor de la unidad educativa de Las Casitas, pero se llegó a 100, después 150 y 200. Entonces, se llegó a conversar con la comunidad de La Isla: se abrió allí otro comedor, el segundo”. El padre Infante se involucró cada vez más en el proyecto, ante la naturaleza inclusiva del programa. “Es muy interesante escuchar los testimonios de personas que para ese momento eran afectas al gobierno y que tenían a sus hijos en el comedor. Alimenta no discrimina por razones políticas ni religiosas. Y eso la gente lo ha reconocido. En el programa comen niños de familias de cualquier tendencia política y de cualquier creencia religiosa”. En la...

Los exiliados habituales

Francisco Suniaga prodavinci.com/los-exiliados-habituales/   Al ver esta vieja fotografía, cualquiera pensaría que fue tomada en Chicago en medio del más crudo invierno y que los personajes en ella eran funcionarios de algún buró federal estadounidense. Mas no es así, bien visto constituye una prueba irrefutable de que el calentamiento global es una realidad pues se tomó en Santa Fe de Bogotá, en 1937. Los retratados son: Germán Tortosa, el primero a la izquierda, unos de los fundadores del sindicalismo en Venezuela. En el extremo derecho está Horacio Cabrera Sifontes, prohombre guayanés, empresario, escritor y político que, entre otras posiciones, fue gobernador del estado Bolívar durante el gobierno de transición 1958-1959. Los dos personajes del centro, por si no los han reconocido, son Raúl Leoni y Jóvito Villalba, dos de los titanes de la democracia venezolana. Para la fecha de la fotografía tienen 32 y 29 años, respectivamente, y, como es historia, ya eran unos políticos curtidos con largos exilios, en particular Leoni, y varios años de prisión, como era el caso de Jóvito, que había pasado 6 años preso en el castillo de Puerto Cabello. Habían confrontado a la funesta dictadura de Gómez, incluso por las armas, y demandado a López Contreras las reformas democráticas que reclamaban los venezolanos. Por esto último, tras participar y dirigir las protestas masivas de 1937, fueron expulsados de Venezuela y enviados al exilio. Durante ese extrañamiento (que no sería el último porque aún debieron padecer el que les impusiera la dictadura de Pérez Jiménez), se retrataron en Bogotá. Con la nueva arremetida del autoritarismo sobrevenida con el siglo, a los líderes democráticos venezolanos...

El basurero de la historia

LA OPINIÓN DE Ramón Hernández @ramonhernandezg Las palabras socialismo y progreso poseen un particular encanto tanto para los ilusos que siempre están deseando un mundo más equitativo como para los prospectos de héroe a quienes no les tiembla el pulso para aniquilar tres cuartos de la humanidad con la seguridad de que van a instalar a los sobrevivientes, ellos incluidos, en un paraíso mejor que el que perdieron Adán y Eva. El planeta, la Tierra –Gea, Gaia o la Pachamama–, ha sido la excusa más socorrida para ganar simpatizantes, adeptos, votos, camaradas y hasta kamikazes. La izquierda venezolana, la comeflor y también la terrorista del tren de El Encanto, siempre jugó las cartas de los derechos humanos y el ambientalismo ecologista, vaya por Dios. Ambas las utilizaban para agitar, crear zozobra y mantenerse en los titulares de los periódicos y en los noticieros de radio y televisión. Darío Vivas cumplió esos dos papeles y ya vemos su indolencia con la naturaleza y, sobre todo, con los seres humanos. Nunca la izquierda venezolana propuso la creación de un parque, un zoológico o un paseo urbano o una placita. Siempre se sumaba a las protestas de la ciudadanía o de los expertos. Lo hizo el “profesor” que desde Forja tenía a Caricuao como parroquia ecológica y que se sumó a la lucha en defensa de la sierra de Imataca y se opuso como el resto del país a que cables de alta tensión atravesaran el estado Bolívar, selva y sabana, para venderle unos miserables megavatios a Brasil. Todo quedó claro, hasta su silencio, cuando el comandante fue a hablar directamente con...