Opinión | Observatorio Hannah Arendt
Merecemos elegir

Merecemos elegir

Por: Cecilia García Arocha* Las sociedades democráticas surgen a partir de la organización social. ¿Cuál es el objetivo de esta organización? Que sea la ciudadanía quien ejerza el poder. ¿Y cómo lo logra? A partir del momento en que ese poder permite la confluencia de distintos valores como la formación, la educación, la preparación, la información, la capacidad de gestionar y proponer a través de individuos que se preparan para ejercer el liderazgo de diversos ámbitos. Sobre esos líderes que además deben tener la capacidad de unificar, porque nada, ni siquiera el proyecto más pequeño que podamos imaginar se construye dividiendo, cae la responsabilidad de llevar adelante las ideas, planteamientos y propuestas para los cuales fueron elegidos y parte del ejercicio de la ciudadanía radica en tener la capacidad de supervisar, cuestionar, exigir y demandar resultados acordes a sus necesidades. Si hacemos confluir estos conceptos de democracia, liderazgo y ciudadanía, podemos reflexionar juntos sobre el derecho que tenemos a elegir, lo cual significa que tendríamos que voltear la mirada hacia aquellos líderes que presenten propuestas concretas a la solución de los problemas que atravesamos. No es necesario, en este momento, como mucha gente piensa, recurrir a aquellos enormes programas de gobierno, que respondiendo a un momento de nuestro desarrollo, eran necesarios, válidos y que a su vez permitieron que avanzáramos en grandes temas como nación. Fueron tan importantes que el mundo volteaba a vernos como consecuencia de nuestros grandes logros. Algunos de ellos como la Universidad Central de Venezuela,  una red de hoteles turísticos en todo el país, el aeropuerto en crecimiento constante perfilándose como Hub para América del Sur.El...
Demasiado tarde para una solución convencional

Demasiado tarde para una solución convencional

Los fenómenos políticos no son estáticos, sino que están marcados por el cambio constante. En lo que a regímenes políticos respecta, éstos mutan y dan origen a dinámicas que, con el paso del tiempo, propician la sustitución de unos por otros. La democracia no es una excepción. Hemos llegado a 2018 y los estudiosos del tema en el plano internacional parecen cada vez más preocupados por la suerte de las actuales democracias, las cuales a veces corren el riesgo de dar paso a regímenes autocráticos. Casos insólitos como el de la Venezuela actual contribuyen a recordar que, por más sólidas y prósperas que puedan parecer, las democracias contemporáneas no son invulnerables ni eternas. Como todas las cosas vivas, las democracias también sucumben. La tradición del pensamiento político occidental nos enseña que éstas suelen perecer a manos de los demagogos que surgen de sus propias entrañas, al amparo de las libertades que tales regímenes pregonan y garantizan. La explicación nos resulta dolorosamente familiar y comprensible a los venezolanos de nuestro tiempo. No obstante, y a pesar de todo, la idea de que la naturaleza de los fenómenos políticos es cambiante parece seguir siendo increíblemente esquiva para muchos, quizá demasiados, entre quienes enfrentan al régimen que hoy preside Maduro. Una de las cosas que ha complicado la caracterización del chavismo como régimen político ha sido, precisamente, la naturaleza cambiante que exhibe a lo largo del tiempo. La incredulidad y la falta de reflejos han pesado como una losa sobre quienes a menudo han tenido la responsabilidad política e histórica de comprender este régimen y, especialmente, de detenerlo. Si en un principio...
Declaración de guerra

Declaración de guerra

*Humberto García Larralde, humgarl@gmail.com El reciente “decreto” del órgano partidista que posa como asamblea constituyente, fijando las elecciones presidenciales antes del 30 de abril, representa una declaración de guerra contra el pueblo y contra los países que apoyan la democracia en Venezuela. El hecho de anunciarse como respuesta a las sanciones a 7 altos funcionarios del gobierno impuestas por la Unión Europea, acusados de atropellar los derechos humanos, y la expulsión del embajador español, así lo confirman. Ese “decreto” no propone una contienda para expresar –en “libérrimos comicios”– las preferencias mayoritarias sobre quién debe ser presidente, sino cómo escamotear éstas. ¿Acaso ofreció garantías para un proceso limpio, aceptó los observadores internacionales y el nombramiento de un CNE paritario? ¿Permitirá que la diáspora de 3 millones de venezolanos ejerza su derecho a votar en el extranjero? No. Más bien vacía la elección de toda amenaza a su poder imponiendo condiciones que aseguren su triunfo, pero cobijándose en una retórica “revolucionaria” que proyecta a los chavo-maduristas –y sólo a ellos– como el “pueblo” (verdadero). El fin del “decreto constituyente” es refrendar que ellos son “el pueblo” y, por ende, dueños del país –¡no para indagar quién es mayoría! Los fascistas se saben en minoría desde la elección para la Asamblea Nacional de diciembre, 2015. Aprendieron y ahora confiscan toda posibilidad de que el pueblo elija a otro que no sea Nicolás Maduro. Lo que el decreto pone de manifiesto es que las mafias que se han apoderado del país no van a soltarlo por las buenas. Por si faltaran pruebas, está la negativa del tsj írrito a legalizar a la MUD...
La diáspora venezolana: Latinoamérica, el Caribe y Colombia

La diáspora venezolana: Latinoamérica, el Caribe y Colombia

Tomás Páez @TomasPaez*  “Venezuela no se ha perdido, ni se perderá nunca, porque un ciudadano se burle del Presidente. Venezuela se perderá cuando el Presidente se burle de los ciudadanos” Carlos Soublette La diáspora no cesa de crecer y cada día que pasa aumenta su número y se intensifica su velocidad. Su incremento es directamente proporcional al terrible colapso económico y a la crisis humanitaria que ha creado la dictadura socialista. Hay quienes argumentan que este es una característica del modelo puesto que no existe socialismo sin diáspora, como lo corroboran todas las evidencias. Este rasgo exclusivo se añade a sus atributos más conocidos: escasez, hambre, racionamiento y muerte. El régimen se burla de los ciudadanos, un síntoma de que el país se está perdiendo. Lo engaña violando la Constitución, ocultando información, escondiendo la realidad, mintiendo hasta el extremo de desconocer la grave crisis humanitaria que padecen los venezolanos en todo el mundo y que ya comienza a cobrar vidas. Las decenas de millones de muertos que el modelo socialista ha provocado siempre se inicia a cuentagotas antes de convertirse en avalancha. El colapso económico genera escasez de todo y en particular de medicinas y alimentos que ocasionan desnutrición y han provocado muertes. Estas se suman a las que ha provocado la reciente “masacre de El Junquito” y las que arrojan las espeluznantes cifras del número de homicidios, más de 26.000 durante el año 2017. El acumulado durante los últimos 19 años se aproxima, peligrosamente, al de los muertos que ha provocado la guerra en Siria a lo largo de 7 años de confrontación bélica. Tan espantosos resultados indican...
Presente y futuro del país: Desacuerdos políticos, actos de fuerza de la ANC y posibles primarias

Presente y futuro del país: Desacuerdos políticos, actos de fuerza de la ANC y posibles primarias

En los comicios realizados recientemente en el país, se genera un resultado muy alejado de lo que algunas encuestas vaticinaban y un error de la oposición que culmina con el gobierno alzándose con la mayoría de las gobernaciones y alcaldías en medio de una situación política tan delicada, como para que algunos países hayan entendido que Venezuela requiere de un acompañamiento internacional para reactivar un diálogo entre líderes del gobierno y de la oposición. Una vez más, el objetivo es buscar el consenso sobre aspectos importantes que le den respuesta a la crisis y que se logre un cronograma electoral para el desarrollo de las presidenciales 2018 en paz, afirmó Eglée González Lobato, profesora universitaria, catedrática del doctorado en Ciencias Políticas de la UCV y directora de la cátedra libre Democracia y Elecciones y del Proyecto Entendimiento Nacional (PEN), En el marco de toda esta realidad, ¿qué opinión le merece la no participación de algunos partidos políticos en las recientes elecciones? No concurrir a elecciones porque no habían condiciones electorales y que esas condiciones se iban a lograr para las presidenciales, me resulta un error político. No solamente la oposición no gana, sino que además pierde los 76 puestos de los 335 que había obtenido en el 2013. En mis estudios en materia electoral, yo siempre apelo digamos a la generosidad para tratar de entender lo que cada uno hace por el país. Trato de ponerme en los zapatos del otro, pero eso que hicieron los cinco partidos de no ir a elecciones significó abandonar a los electores, porque tampoco aportaron la maquinaria electoral tan necesaria para lograr el...
Garantizar elecciones limpias y acuerdo de gobernabilidad

Garantizar elecciones limpias y acuerdo de gobernabilidad

Constituye una de las acciones que proponen cuatro académicos de la UCAB para frenar el deterioro del país en 2018 Hiperinflación, conflictividad social, impunidad, confrontación política, escasez y deterioro educativo. Éstos son algunos de los problemas que se han instalado en la sociedad venezolana y que podrían profundizarse durante 2018.Las primeras dos semanas del año suman indicadores que advierten que la crisis en Venezuela solo ha asomado los colmillos. En por lo menos ocho estados del país se han producido saqueos por la falta de disponibilidad de alimentos y medicinas mientras los cuerpos de seguridad han enfrentado protestas que ya suman siete fallecidos. La escalada de los precios no se detiene. Al 11 de enero, el dólar en el mercado paralelo alcanzó los 168 mil bolívares mientras proyecciones de organismos como el Fondo Monetario Internacional señalan que la inflación a final de año superará 2.300%, dato que se queda corto ante predicciones de economistas como José Guerra, quien habla de un incremento general de precios de más de 10.000%, si no se toman acciones correctivas. La ilegalización de partidos por parte de la Asamblea Nacional Constituyente y la no renovación de autoridades del Consejo Nacional Electoral le ponen gasolina al enfrentamiento político en un año en que se espera la realización de comicios presidenciales y la dirigencia opositora intenta llegar a acuerdos con el gobierno sobre condiciones electorales justas para alcanzar una salida pacífica al conflicto. La partidización de la justicia y la represión continúan agregando nombres a las listas de presos políticos y confirmando los señalamientos de irrespeto a los derechos humanos. Según la ONG Foro Penal Venezolano,...