Clausura del Congreso Internacional Propuesta para el Plan País

Presidente encargado Juan Guaidó.

«Hay que ejercer la mayoría con sabiduría y con conciencia, orientados hacia los objetivos de Venezuela. Ejercer la mayoría desde la ciudadanía, desde los gremios, sindicatos y el acompañamiento internacional» dijo el Presidente encargado Juan Guaidó en el cierre del Congreso Internacional Propuestas para el PlanPaís en la UCAB.

Las propuestas entregadas al Presidente Guaidó fueron producto del trabajo de las Universidades Central de Venezuela, Católica Andrés Bello, Monte Ávila, Metropolitana y Simón Bolívar junto con organizaciones sociales, empresariales y miembros de la Asamblea Nacional.

Ignacio Walker.

Este evento contó con la participación del rector de la UCAB, Padre José Virtuoso; el diputado José Guerra y el director del CEPYG Benigno Alarcón. También intervinieron los invitados internacionales: Abraham Lowenthal, profesor de la universidad del sur de California, Ignacio Walker, ex senador y diputado del Congreso Nacional de Chile y el doctor Genaro Arrigada, Jefe de la Campaña del Plesbicito de 1988 en Chile y ex ministro del gobierno de Eduardo Frei Ruiz Tagle.

La participación del profesor Lowenthal fue por medio de un mensaje grabado y en él destaca que «Ha llegado el momento de hacer negociaciones honestas y serias, para poner fin a los aspectos destructivos de la situación venezolana… los actores internacionales no deben imponer sus preferencias… ha llegado el momento de negociar una salida democrática».

Los invitados chilenos relataron sus experiencias en el proceso de transición. El Dr. Ignacio Walker afirmó que no hay situaciones políticas irreversibles y no hay dictaduras irreversibles. «Una transición no es una revolución. Las revoluciones significan cambios estructurales, del Estado y de la propiedad. La transición no es el cambio total, es la continuidad del cambio».

Genaro Arriagada.

El Dr. Genaro Arriagada también explicó que una transición es un cambio muy importante que ocurre cuando en un país se encuentran dos fuerzas movilizadoras, muy opuestas entre sí… no es el aplastamiento del adversario, donde el torturado de ayer se transforma en torturador… es cómo creamos una patria para todos, donde los únicos que estén fuera sean aquellos que merecen la cárcel».

Recomendó Arriagada que se debe tener cuidado con proyectos maximalistas, y mencionó como ejemplo los sucesos del 2002, cuando Carmona disolvió la Asamblea Nacional.

Fotografía: Juan B González.