Declaración de VENAMÉRICA: Que se escuche el silencio y se vea la dignidad del pueblo venezolano


Este pasado domingo 20 de mayo Venezuela vivió el acto de rebeldía y desobediencia civil más grande de su historia republicana, el 82,9 % de los venezolanos no escuchó el llamado de asamblea nacional constituyente y del CNE. Con su silencio ejemplar y su ausencia de los centros electorales, el pueblo hizo más ilegítima y débil la posición de Maduro y su régimen, hoy en la mira de los países democráticos del mundo que expresan que hay que ponerle punto final a la narco-dictadura.

Maduro no fue reelecto, porque no hubo elección, hubo un acto de votación fraudulento promovido por la ilegítima anc, con el único propósito de pretender darle aliento al moribundo régimen, rechazado por la inmensa mayoría de los venezolanos, régimen que controlan políticamente Cuba, Irán, Rusia y Bielorrusia, la guerrilla colombiana, el terrorismo y el narcotráfico internacional.

Gloria al bravo pueblo que en su inmensa mayoría supo decir no a las presiones y manipulaciones del poder, y no a quienes negocian con el hambre de la gente. De tal tamaño fue la abstención, que el régimen no se atrevió a decir que había votado más de la mitad del electorado, tuvo que conformarse con elevar de 17,1 % -que es el porcentaje real de participación- a 46 %, lo que significó casi que triplicar el número.

Países de América y el mundo ya se han expresado de manera clara y tajante. “No reconocen la legitimidad del proceso electoral, por no cumplir con los estándares internacionales”, dijeron los países del Grupo de Lima, que “Acuerdan reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela” y “reiteran su preocupación por la profundización de la crisis”. Hacemos nuestra en su totalidad las declaraciones al respecto del Secretario General de la OEA, Luis Almagro.

VenAmérica sabe que Venezuela transita momento de cambio, y que el fraude brutal constituye una burla inaceptable. Hagamos simultánea la lucha de los venezolanos unidos por la restitución de su democracia, con la asistencia y coalición internacional para rescatar la soberanía, expulsar a los invasores y enjuiciar a los usurpadores, quienes luego de hundirnos, pretenden matarnos la esperanza. Estamos claros, el 20 de mayo fue el inicio de la última etapa de lucha contra esta dictadura agonizante. VenAmérica trabaja de la mano de todos los que construyen camino para la libertad. Adelante, es hora de acelerar el paso.

La Junta Directiva

Doral, Estado de Florida, 22 de mayo de 2018.