RUN RUNES: DIJERON LA VERDAD EN GINEBRA

Unidad de Accion Sindical en Ginebra

 

Los representantes de la Unidad de Acción Sindical y Gremial presentes en la 325º reunión del Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), presentaron un primer informe en la reunión del Grupo de los Trabajadores, donde reiteraron el incumplimiento del Gobierno venezolano a todas las recomendaciones de los diferentes órganos de control de esta instancia tripartita internacional y la constante violación a los convenios internacionales ratificados por Venezuela. Roger Palacios, coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores UNETE en el área de alimentos y líder sindical de Alimentos Polar, aseguró que “hoy más que nunca se hostiga, se persigue y se prohíbe la protesta, violentando la libertad sindical y la negociación colectiva”. A su juicio, existe una injerencia de las instituciones del Estado en asuntos sindicales, esto incluye el CNE, los cuerpos de seguridad del Estado, Ministerio Publico, Poder Judicial y hasta la Asamblea Nacional en la reciente decisión que ordena levantar el conflicto universitario.

Afirmó: “En Venezuela hay discriminación y una acción hostil del Gobierno Nacional, que en su afán de perseguir al sector empresarial, nos está dejando en la calle sin empleo a más de diez mil trabajadores. No hay flujo de divisas para la obtención de materia prima, insumos y equipos que permitan la reactivación de la producción, pero se privilegia la importación masiva generando beneficios para empresas transnacionales”. Los trabajadores venezolanos urgieron al Consejo de Administración de la OIT a apoyar medidas que obliguen al Gobierno venezolano a cumplir con los derechos fundamentales. Presentaron documentos demostrando que en las actividades que realizan los trabajadores venezolanos, son  acosados por el Coronel activo Menry Fernández, Viceministro del Trabajo, quien les señaló que este viaje a Suiza era un acto de traición a la Patria. “Lo que necesitamos del Gobierno es que responda a lo presentado por los trabajadores y se comprometa a cumplir. Es la única manera de superar la difícil crisis por la que pasa Venezuela. Solo con el respeto a los convenios internacionales, siguiendo las recomendaciones de los organismos de control y con un verdadero diálogo social tripartito, lo lograremos”.

A las seis quejas que cursan por ante el Comité de Libertad Sindical referida a los casos de Venezolana de Cementos, Petrocasa, Instituto de Ingeniería, Galletera Carabobo, FUTEPV, FAPUV, Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa y otros, los representantes introdujeron nuevas quejas con los casos de la industria de la pesca, Polar, Corpoelec, Sidor y Pastas Sindoni. La pretensión de que las negociaciones colectivas sean reemplazadas por laudos arbitrales impuestos por el Gobierno fueron rechazadas. Palacios recordó que por primera vez en 25 años no se permite la entrada de los trabajadores a la discusión del contrato colectivo del sector químico farmacéutico, presidida por la sindicalista Marcela Máspero de UNETE. Ya nada asombra…

Tomado de RUNRUN.ES