La pandemia por COVID-19 ha generado el cierre de fronteras, cancelación de vuelos y que numerosas personas se quedaran varadas en países donde se encontraban de tránsito. Más de un mil venezolanos, muchos de ellos en dramática situación humanitaria, se encuentran en Estados Unidos impedidos de retornar a Venezuela, porque el criminal régimen usurpador ha cerrado las fronteras a nuestros connacionales, siendo el único país que obstaculiza el retorno de sus ciudadanos. Protestamos contra este atropello inhumano e inconstitucional y pedimos ayuda internacional.

En nombre de la sociedad civil venezolana, la Coalición por Venezuela, sus miembros en los Estados Unidos, VenAmérica y My Voice Counts, y otras importantes organizaciones constituidas en este país, Unidos Sin Fronteras, Observatorio Hannah Arendt, Venezuelan American Petroleum Association, VAPA y Venezuelan American Alliance responsabilizamos al régimen usurpador de Nicolás Maduro de violar el derecho de nuestros compatriotas a regresar a Venezuela, de someterlos a una situación social, económica y sanitaria difícil, algunos de ellos se encuentran en condiciones complejas y de vulnerabilidad, como niños, adultos mayores con patologías de base y madres en estado de gravidez.

Nuestro llamado en primera instancia es a la Organización de Naciones Unidas y a sus diferentes agencias de cooperación, a realizar las labores diplomáticas y otras a su alcance, para que los venezolanos en tránsito puedan retornar a territorio patrio. En este sentido, en el día de hoy, nos dirigimos al señor Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, al señor Antonio Vitorino, Director General de la Organización Internacional para las Migraciones, OIM, y a la Sra. Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos, para que pongan en la mira a estas personas a las que se siguen vulnerando sus derechos humanos, sin que haya habido una acción efectiva de la comunidad internacional organizada.

Hacemos un llamado a las autoridades de los Estados Unidos, para que sigan realizando todos los esfuerzos necesarios para el retorno de nuestros compatriotas. Somos conscientes de lo que han hecho y agradecemos las gestiones realizadas, sin embargo, en comunicación dirigida hoy al presidente Trump, lo exhortamos a nuevas acciones que obliguen al régimen criminal a permitir los vuelos humanitarios.

Finalmente, dada la condición de vulnerabilidad de los venezolanos en tránsito, nos permitimos exhortar a las autoridades americanas a otorgar la debida exoneración del pago de la solicitud de extensión de visado, que es la única vía para que nuestros compatriotas puedan estar legalmente en este país.

Hoy miércoles 15 de julio de 2020, emitimos este documento desde Barranquilla, Colombia, sede de la Coalición por Venezuela que agrupa 63 organizaciones de 23 países, y desde los Estados Unidos, sede de las otras organizaciones que lo suscribimos.