Grupo de Lima da ultimátum a Nicolás Maduro

Grupo de Lima da ultimátum a Nicolás Maduro

Este lunes los países integrantes del Grupo de Lima enviaron un ultimátum al gobierno de Nicolás Maduro, exigiendo la suspensión de las elecciones del próximo 20 de mayo, de lo contrario aplicarán más sanciones contra sus funcionarios. Estos países “reiteraron la condena al régimen autoritario que prevalece en Venezuela, el cual ha violentado la institucionalidad democrática, el estado de derecho y el respeto a los derechos humanos”, esto de cara a las elecciones las cuales catalogaron de un proceso ilegítimo y carente de credibilidad. Los miembros del Grupo de Lima no reconocerán los resultados electorales, debido a que consideran que no tiene legitimidad por la no participación de gran parte de los actores políticos del país, así como la carente legitimidad del órgano que convocó los comicios, la Asamblea Nacional Constituyente. En ese sentido afirmaron que luego del 20 de mayo, los gobiernos de todas las naciones miembro, tomarán acciones en el ámbito diplomático, económico, financiero y humanitario. Finalmente, se comprometieron a seguir trabajando por la recuperación del estado de derecho y la institucionalidad en Venezuela A continuación el comunicado en su integridad: COMUNICADO DEL GRUPO DE LIMA En seguimiento a lo convenido en la Declaración de Mandatarios de Lima, del 14 de abril de 2018, los ministros y representantes de los Ministerios de Relaciones Exteriores y de Finanzas de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, con la participación de España y por videoconferencia el Secretario de Estado de los Estados Unidos y altos funcionarios del Departamento del Tesoro de ese país, se reunieron con objeto de abordar la situación en... leer más
Averu se pronuncia ante la proximidad de las elecciones presidenciales

Averu se pronuncia ante la proximidad de las elecciones presidenciales

La Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (AVERU), se dirige al país en vista de la proximidad de las elecciones Presidenciales anticipadas previstas para el 20 de mayo de 2018 de forma ilegítima y sin escuchar el clamor del pueblo de Venezuela. La convocatoria para la escogencia del Presidente de la República en el primer cuatrimestre del año 2018, incumple el mandato previsto en los artículos 230 y 231 Constitucional que garantiza la elección en el último cuatrimestre del año y toma de posesión del cargo de Presidente de la República en el mes de enero del primer año de su período Constitucional. La crisis política, social, económica y humanitaria en la que se encuentra Venezuela generada por el desconocimiento de los principios y valores democráticos, imposibilita el pleno funcionamiento del Estado, lo que requiere un cambio de dirigencia y orientación ideológica, que garantice a los ciudadanos venezolanos convivir dentro de un sistema democrático, de responsabilidad social y preminencia de los derechos humanos. La indiferencia gubernamental en la defensa y el desarrollo de la persona, el respeto a la dignidad humana, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y el bien del pueblo, ha profundizado la crisis venezolana que amenaza el bienestar y equilibrio de los países, y en particular de nuestros vecinos latinoamericanos, impactados por el desplazamiento masivo de nuestros conciudadanos, con la consecuente desintegración dela sociedad y familia venezolana generando a su vez sectores más vulnerables de la misma, es por ello que el llamado a elecciones anticipada sin garantía alguna, lejos de crear confianza en el mejoramiento de... leer más
La necesidad de reaccionar

La necesidad de reaccionar

“ …El optimismo que debemos generar en estos momentos no debe, pues, fundamentarse en espejismos y vanas ilusiones, sino en la firme convicción de que, ante una tiranía tan absurda y atroz, y ante el horror intolerable al que pretende someternos, nuestros máximos esfuerzos y sacrificios en pos de una causa absolutamente vital y justa no sólo son necesarios, sino que además no serán en vano”.   Miguel Ángel Martínez Meucci* ¿Hasta qué punto puede caer un país? ¿Cuán malas se pueden poner las cosas para toda una sociedad? Estas son, probablemente, preguntas que todo venezolano, así como toda persona que conoce o se interesa por Venezuela, se hace hoy día. Con seguridad la mayoría es ahora más pesimista que hace unos años, dado que para muchos la situación actual resultaba inconcebible. Ahora, cuando el peso de las evidencias resulta abrumador, es más difícil que nunca la tarea de cambiar el rumbo de una nación que se ha enfilado hacia el abismo. Las consecuencias de resultar negativamente sorprendidos por esta debacle van más allá de lo tangible. No sólo está mucha gente incapacitada para afrontar materialmente la crisis actual, sino que además resulta difícil el mero hecho de existir, de estar ahí, de vivir mientras se contempla todo lo que pasa y se trata de entenderlo. Las reacciones son tan variadas como lo es el género humano, pero predominan la tristeza y la desazón, sin excluir a quien todavía confunde negación con esperanza, quien persiste en hacer lo mismo que hasta ahora (lo cual, a veces, significa no hacer nada) porque encuentra en esa obstinación el consuelo que echa... leer más