Elección de gobernadores: Pronunciamientos de la comunidad internacional

CEPAZNoticias

Tras el pronunciamiento del Consejo Nacional Electoral (CNE) sobre los resultados de las elecciones de gobernadores, realizado el día 15 de octubre de 2017, donde se anunció el triunfo del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), con 18 gobernaciones y la opositora Mesa de la Unidad Democrática con 5 gobernaciones, se generó una vez más la respuesta de la comunidad internacional democrática, manifestando que estas elecciones no reflejaron la voluntad popular.

La comunidad internacional se ha mantenido activa sobre el acontecer venezolano, luego de que la institucionalidad del país se viera socavada por hechos que atentaban flagrantemente contra los valores democráticos. Es por ello que ha optado por organizarse bajo una postura única, para contribuir en la búsqueda de una solución a la crisis que atraviesa el país.

Esta organización se produce con el autodenominado “Grupo de Lima”, el cual tiene su precedente en la reunión de cancilleres efectuada en Perú el pasado 8 de agosto. Los 12 Estados partícipes suscribieron una declaración expresando su reiterada preocupación por el deterioro de la crisis política y económica en Venezuela.

Estos 12 países, Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, Canadá, solicitaron llevar a cabo auditorias urgentes a los recientes comicios, con el acompañamiento de “observadores internacionales especializados y reconocidos”.

Asimismo se produjo el pronunciamiento de otros Estados y organizaciones que expresaron su preocupación por la serie de irregularidades que signaron estos comicios electorales, calificándolas como ilegales por ser violatorias de las garantías y leyes constitucionales. Otros expresaron sus felicitaciones al pueblo venezolano por los resultados.

  • Canadá

La canciller canadiense ha manifestado en diversas formas su preocupación por las elecciones en Venezuela, “las elecciones del domingo se caracterizaron por muchas irregularidades que generan preocupaciones significativas y creíbles con respecto a la validez de los resultados… demuestran que el CNE no actúa como una institución independiente”.

  • Bolivia

El presidente boliviano, Evo Morales, por medio de su cuenta oficial en Twitter publicó: “Felicitar a Venezuela porque la democracia le ganó a la intervención y a la conspiración. El pueblo defiende su soberanía, dignidad y recursos naturales“.

  • Antigua y Barbuda

El primer ministro felicitó al gobierno y al pueblo venezolano por el éxito alcanzado en las elecciones regionales, “en vista de los desafíos que su Gobierno ha enfrentado, este proceso democrático refleja en sí mismo los deseos de paz, soberanía y respeto por el estado de derecho entre el pueblo de Venezuela”.

  • Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP)

Los países miembros del Alba-TCP felicitaron al pueblo y gobierno de Venezuela al considerar que la “jornada electoral demuestra la vibrante y profunda vocación democrática de Venezuela. Resalta la madurez política del pueblo venezolano, de su pleno ejercicio de la voluntad democrática, del clima de tolerancia y respeto a la soberanía popular que manifiesta que el voto es la clave de la paz”.

  • Colombia

Juan Manuel Santos ha sido muy pertinaz  en la defensa de la democracia en Venezuela, tras los resultados de las elecciones y con base a la negativa de la MUD de aceptar los resultados, Santos proponía como solución “elecciones generales, veedores extranjeros y CNE independiente”.

  • España

El ministro de Relaciones Exteriores de España, Alfonso Dastis, respaldó aclarar los resultados. Indicó que la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, hizo una intervención al comienzo de la reunión en la que afirmó que los resultados de los últimos comicios en Venezuela son “sorprendentes“.

  • Estados Unidos de América

Desde el Departamento de Estado se condenó “la ausencia de elecciones libres y limpias ayer en Venezuela”.  Y se señalaron una serie de irregularidades como “cambios de último minuto en las ubicaciones de las mesas de votación sin previo aviso, manipulación de los diseños de las papeletas y disponibilidad limitada de máquinas de votación en vecindarios de la oposición y la ausencia de observación internacional”.

  • Francia

Mediante un comunicado  afirmó que “las condiciones de la organización de las elecciones están cuestionadas. Hay denuncias de graves irregularidades, así como la falta de transparencia en el proceso de verificación y de recuento que afectan la confianza en los resultados“.

  • Organización de Estados Americanos (OEA)

El pronunciamiento de la organización, se produce a través de su Secretario General, Luis Almagro, quien fue el más claro y polémico en sus declaraciones al descartar la necesidad de demostrar un fraude, “no se pueden reconocer los resultados de una elección en un país en el cual no existen garantías para el ejercicio efectivo de la Democracia. Agregando que  “ninguna elección en Venezuela dará garantía a los electores a no ser que se realice con observación internacional calificada que vele por un proceso transparente y ajustado a la legalidad”

  • Unión Europea (UE)

Para la Unión Europea, el CNE “debería dar pasos para demostrar la transparencia del proceso y publicar todos los datos relacionados”

  • Grupo de Lima

En su reunión en Canadá del 26 de octubre, los países que que lo integran, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú,  reiteraron “su rechazo a los obstáculos, actos de intimidación, manipulación, coacción social y condicionamiento del voto, entre otras irregularidades que caracterizaron las elecciones regionales celebradas en Venezuela el 15 de octubre pasado, y consideran urgente la revisión del sistema electoral, incluyendo en particular, la renovación del Consejo Nacional Electoral con miembros nombrados por la Asamblea Nacional y la publicación de un cronograma de elecciones, las que deben ser supervisadas por observadores electorales independientes”.